La vinculación entre la planificación y el presupuesto. Recomendaciones para su implementación

Produced by: 
Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC)
Available from: 
Marzo de 2014
Paper author(s): 
Damián Bonari
José Gasparín
Topic: 
Fiscal Policy - Public and Welfare Economics
Year: 
2014

La asignación de los recursos a fines estratégicos requiere fortalecer los procesos técnicos que direccionan la distribución de los fondos en el sector público. En este sentido, la vinculación entre el presupuesto y la planificación es un instrumento central para mejorar la administración de los recursos y dotar al sector público de una herramienta de gestión que facilite el seguimiento y evaluación de las políticas públicas.

La herramienta constituye el núcleo de la gestión en el nivel meso de la administración pública. Para su implementación, es necesario contar con un marco lógico que contemple, al menos, los siguientes elementos: recursos (físicos y monetarios), actividades, productos, y resultados e
impactos esperados, así como indicadores.

La vinculación entre planes y recursos es el resultado de un proceso de iteración e interacción técnica con un fuerte contenido político (Shack, 2008), que equilibra las tareas coyunturales con las acciones destinadas al largo plazo.

Los países anglosajones fueron pioneros en este área, e introdujeron reformas para a mejorar los procesos que alcanzaron un alto nivel de institucionalización. En América Latina, los desafíos aún son enormes, pero en los últimos años se produjeron avances en consonancia con el
incremento del rol del Estado en la economía.

En los países anglosajones se observa una fuerte asociación en el diseño institucional entre la unidad responsable de la articulación y la cercanía con las autoridades superiores o políticas. Además, una práctica común - que también se observa en Colombia -es la existencia de áreas
transversales de gobierno que dependen o están asociadas con la alta gerencia y que se encuentran dentro del entramado institucional. La integración de gabinetes o áreas asociadas con la administración y la planificación del gasto, permiten mejorar la coordinación y evaluación de
las políticas desde una visión transversal a la gestión.

La implementación no está exenta de obstáculos. En este sentido, se deben considerar algunos aspectos referidos al momento oportuno (timing), como el momento de formulación presupuestaria, donde es posible alinear los incentivos de los agentes. Los instrumentos de
gestión (definición de elementos de la articulación) y la unificación de criterios también son elementos centrales durante el proceso de diseño y ejecución.

Desde el punto de vista organizacional, los países que lograron una implementación exitosa ubicaron la unidad de articulación cerca de la alta gerencia y lograron traducir la visión del gobernante en estrategias concretas y la consecuente asignación de fondos para viabilizar su desarrollo. La institucionalización de los procesos a través de medios formales (como la emisión de normativas) y de mecanismos informales (a través de la legitimación técnica y política) fortalece la jerarquización de la unidad de articulación. Por último, la utilización de TIC puede favorecer la integración y sistematización de la información para transformar la articulación en una herramienta de gestión que mejore la toma de decisiones.

ACCESS THIS DOCUMENT

Research section: 
Latest Research
Share this