Pobreza e infancia en América Latina, lo esencial no puede ser invisible a los ojos

Keyword: 
Poverty
Topic: 
Poverty - Inequality - Aid Effectiveness

Este post apareció originalmente en el blog Primeros Pasos – Blog del BID sobre Primera Infancia, el 22 de Mayo del 2017.

Más de 70 millones de niños y niñas viven en situación de pobreza. Esto es más del 40% de la infancia latinoamericana, de la cual el 16.3% vive en extrema pobreza.  La pobreza extrema es el determinante social que más influye sobre la salud y la calidad de vida de las personas a nivel global.

En esta ocasión, nos gustaría contribuir al debate y análisis con una nueva publicación. El objetivo es tener un mayor conocimiento de la pobreza y las inequidades en la niñez, así como posibles modos y alternativas de su abordaje en el con­texto de América Latina.

La publicación “Lo esencial no puede ser invisible a los ojos: Pobreza e infancia en América Latina” (en inglés, Tackling Child Poverty in Latin America: Rights and Social Protection in Unequal Societieses producto del trabajo de investigadores de 14 países que hacen una evaluación crítica y comparativa del estado del conocimiento y las políticas públicas con impacto en la prevención y erradicación de la pobreza y la inequidad infantil.

En el desarrollo de la investigación se consideraron los siguientes puntos de referencia:

1. La infancia, adolescencia y la justicia social: las cuestiones de justicia tienen que ver con las di­mensiones de la distribución (económica), del reconocimiento (cultural) y de la representación (política). Todas estas dimensiones de la justicia son relevantes en relación con la infancia y en particular con la infancia en situación de pobreza. La injusta distribución de recursos está claramente presente en las carencias materiales que sufre la infancia pobre.

2. La ciudadanía social y la infancia: la justicia social, y con ella la igualdad entre las y los ciudadanos, cons­tituye un ideal político de las sociedades democráticas. Dicha igualdad no puede reducirse sólo a enunciados formales en Constituciones, normas ju­rídicas y documentos de política pública; por el contrario, debe materiali­zarse en el nivel de bienestar y el ejercicio de libertades fundamentales de la población, particularmente de la población de niños y niñas, los más afectados por la pobreza.

3. La pobreza infantil y la desigualdadla publicación interpela a los decisores y a la sociedad en general sobre la necesidad impostergable de poner la reducción de la pobreza infantil e inequidad como un punto central de sus agendas. Esto en base al uso de aproximaciones metodológicas adecuadas para la medición de la pobreza infantil, las claras evidencias del impacto de la po­breza en la infancia y las sugerencias de políticas presentadas.

4. Las políticas sociales: los niños y niñas de los sectores más excluidos crecen como “ciudada­nos de segunda”, sin derecho a tener derechos y con una conciencia clara del lugar de subordinación que ocupan en la sociedad. La territorialización de los procesos de segregación social exi­ge considerar procesos relacionales y estructurales difíciles de transformar. Las propias modalidades institucionales de los sistemas de protección, de cuidado y de acceso a derechos de niños, niñas y adolescentes, pueden in­visibilizar procesos arraigados de exclusión institucional.

5. El contexto latinoamericano: el tema de niñez, incluida la primera infancia, ha ganado posicionamiento en la agenda pública de los países, sin embargo, el mejoramiento de los indicadores no ha sido el sufi­ciente como para la disminución de la injusticia y la desigualdad social en los niveles esperados.

En su conjunto, el presente material brinda una serie de experiencias que son el resultado de investigaciones realizadas en la Región que tienen como fin caracterizar a la infancia en condición de pobreza como un colectivo social con identidad propia y no subsumido o invisibilizado dentro de otras categorías o poblaciones. El debate metodológico atiende a reafirmar a la pobreza en la infancia como un constructo multidimensional que requiere de formas de lecturas que permitan interpretar realidades complejas. Los contextos involucran a un sinnúmero de actores sociales entre los cuales las familias y las instituciones ocupan un rol destacado. Del mismo modo, la importancia de las políticas de cuidado asume espacio significativo atendiendo a su vinculación con las políticas de protección integral.

En definitiva, América Latina está realizando un tránsito pausado y sostenido hacia la consolidación de sus sistemas democráticos basados en el respeto a la cultura de derechos. En este contexto, los niños o niñas constituyen el punto de inflexión a partir de generar condiciones dignas de vida para toda la niñez de la región sin ningún tipo de exclusión ni discriminación.

Share this