Reformas Laborales para Impulsar el Crecimiento Económico

Keyword: 
Labor
Topic: 
Labor

Foro This article is part of the Online Forum: Rethinking Reforms

La brecha del ingreso de Latinoamérica y el Caribe con respecto a Estados Unidos se ha ampliado durante las últimas cinco décadas. Analizando 18 países de la región desde 1960 hasta 2007, Fernández-Arias y Daude (2010) encontraron que la brecha del ingreso se amplió en 14 de ellos. Este pobre desempeño se debió en gran parte a los rezagos en productividad más que a la escasez de recursos valiosos como trabajo y capital.

De hecho, cuando comparamos con los países emergentes asiáticos, un mejor punto de referencia para la región que Estados Unidos, el problema de bajos niveles de productividad se vuelve más importante. Mientras en 2008 la productividad relativa de los países asiáticos con respecto a Estados Unidos se había reducido en un 20 por ciento desde 1960, en Latinoamérica y el Caribe la brecha aumentó 30 por ciento durante el mismo periodo. Las implicaciones de estos números son claras: para lograr ganancias sostenibles en ingreso per cápita es preciso aumentar fuertemente la productividad en la región.

¿Qué pueden hacer las políticas públicas para lograrlo? Esta es una de las preguntas analizadas en el Informe Macroeconómico del BID recientemente publicado, Replantear las Reformas (BID 2013). Dado que las barreras a la asignación eficiente de recursos resultan en bajos niveles de productividad, las políticas pueden contribuir a las firmas a que asignen los factores productivos de forma más eficiente. La Figura 1 muestra que mediante dicha reasignación la productividad puede aumentar en un subgrupo de países de la región entre 50 y 100%. Aunque dichas ganancias son medidas únicamente para el sector manufacturero, es bastante probable que el efecto global sea mayor al tener en cuenta otros sectores con asignaciones más ineficientes de recursos, como el sector de servicios.

Ganancias resultado de reasignación

Dado que una asignación más eficiente de los recursos tiene el potencial de estimular el crecimiento, la pregunta crucial de política es cómo incrementar la eficiencia. Pueden contribuir a ese objetivo las políticas fiscales, las políticas para mejorar el acceso a los mercados de crédito y diversas intervenciones que apuntan a reformar monopolios y oligopolios en los mercados de producción de bienes y servicios. Dadas las características específicas de las economías de América Latina y el Caribe, otra área de política que puede producir ganancias significativas en la eficiencia eficiente es la reforma a los mercados laborales. De hecho, el reporte argumenta que esta es un área que se ha rezagado respecto a otras en la agenda de reforma de la región, dejando pues bastante campo para que reformas en esta área incrementen el crecimiento económico de forma sostenida.

Una característica preocupante de las economías latinoamericanas es el alto nivel de informalidad laboral –lo cual es a la vez síntoma y causa de fricciones e ineficiencias. La Figura 2 presenta la proporción de trabajadores empleados de manera informal en 18 países de la región. Aun cuando hay diferencias importantes entre países, en promedio un 56% de los trabajadores empleados en la región son informales.

Informalidad en la región

Un mercado laboral caracterizado por alta informalidad lleva a asignaciones ineficientes y baja productividad por tres razones. Primero, las firmas informales son usualmente pequeñas, lo que frecuentemente implica bajo entrenamiento laboral, escasa adopción de nuevas tecnologías e innovación, y, en general, economías de escala no explotadas. Segundo, los trabajadores informales suelen tener tasas de rotación altas, y frecuentemente son trabajadores por cuenta propia en trabajos que requieren mano de obra no calificada. Todo esto desalienta la acumulación de capital humano Tercero, tanto firmas como trabajadores informales tienen mayor riesgo de involucrarse en actividades ilegales que firmas y trabajadores formales. Tales niveles relativamente altos de actividad ilegal, combinados con firmas de tamaño pequeño, implican un acceso limitado al crédito para estas pequeñas empresas. Sin embargo, medir el impacto de la informalidad en la asignación eficiente es extremadamente difícil, dada la existencia de varios canales y la influencia de numerosos efectos de retroalimentación. En un intento para superar estas dificultades, el Informe presenta estimaciones de un panel de datos para 12 países en la región. Los resultados indican que un punto porcentual de incremento en la tasa de informalidad está correlacionado con aproximadamente medio punto porcentual en la brecha de la Productividad Total de los Factores (PTF) en la región con respecto a la observada en Estados Unidos. La evidencia presentada en el Informe, junto a otros estudios, sugiere que las reformas al mercado laboral tienen potencial para generar impactos positivos de eficiencia.

Aun cuando existe este potencial, las reformas al mercado laboral son difíciles de lograr y en consecuencia han tenido lugar solo en algunos países. En los casos en que han ocurrido, las reformas han corregido solo algunos aspectos, careciendo del enfoque integrado necesario para generar cambio efectivo. Creemos, sin embargo, que la falta de acción en el pasado no debe desalentar las reformas futuras. Si los países deciden seguir esta ruta, las siguientes recomendaciones políticas salen de nuestro análisis.

• Los factores institucionales, las distorsiones y las ineficiencias en los mercados laborales varían de forma importante entre países; las reformas deberían ser hechas a la medida de las características particulares de los países teniendo en cuenta la capacidad de implementación.

• En los países donde la tasa de informalidad es alta, reducir la informalidad puede estar entre los objetivos claves de reforma, dado que dicha reducción puede incrementar de forma significativa la productividad, y en consecuencia, el crecimiento del largo plazo.

• Las reformas laborales enfocadas en disminuir la informalidad son complejas y pueden requerir la reforma de programas de protección social, que pueden necesitar formas alternativas de financiación.

• Como resultado, el diseño de las reformas debe tener en cuenta lo siguiente:

  • un diagnóstico que identifique los factores institucionales que están creando los incentivos distorsionantes;
  • un diseño balanceado con objetivos económicos y sociales; y
  •  un conjunto de incentivos que induzcan a los trabajadores y firmas a operar en la economía formal.
     

Referencias

Fernandez-Arias, E., & Daude, C. (2010). Productivity and Factor Accumulation in Latin America and the Caribbean: A Database. Banco Interamericano de Desarrollo.

Banco Interamericano de Desarrollo. (2010). La era de la productividad. Cómo transformar las economías desde sus cimientos. Washington, DC.

Banco Interamericano de Desarrollo. (2013). Replantear las Reformas. Washington, DC.

Levy, S., & Schady, N. (2013). Latin America's Next Challenge: Social Policy Reform. Documento de Trabajo. Proximamente.
 

Share this